top of page

Grillos fritos, un manjar de la gastronomía con insectos


Persona tomando un grillo frito con palitos chinos de un plato con grillos
Los grillos fritos con salsa de soja y pimienta son un manjar de la gastronomía con insectos de Tailandia

La forma más popular de cocinar grillos es friéndolos, un método tradicional en países donde se practica la entomofagia.


En México, sirven tacos de chapulines (similares a los saltamontes) y grillos, fritos y condimentados con chile, jugo de lima y sal. Excelentes con una michelada.


En mercados callejeros de Tailandia, podés encontrar puestos con todo tipo de insectos para comer, incluyendo los famosos big crickets, grillos gigantes fritos con salsa de soja y pimienta blanca. Una experiencia culinaria única.


Cada vez es más común el uso de grillo en polvo como ingrediente para snacks y panificados. Sin embargo, todavía hay quienes prefieren comer grillos preparados con técnicas culinarias tradicionales, como la fritura.


Hoy te enseñaremos por qué se considera que los grillos fritos son un manjar de la gastronomía con insectos.


Y si leer este artículo te da hambre, al final te dejamos una receta de grillos fritos al estilo mexicano.


¿Qué son los grillos?


Los grillos son insectos tropicales que habitan en casi todas las partes del mundo.


Solo algunas de las más de 3.000 especies de grillos son criadas comercialmente para alimentación humana y animal.


La industria alimentaria utiliza principalmente tres especies de grillos: el grillo doméstico (Acheta domesticus), el grillo de campo de Jamaica (Gryllus assimilis) y el grillo rayado (Gryllus sigillatus).


Estas tres especies se crían en granjas cerradas para garantizar la higiene y seguridad necesarias.


Desde el punto de vista nutricional, los grillos son ricos en proteínas, entre 60-70% sobre una base seca. Además, son fuente de aminoácidos esenciales, ácidos grasos Omega, minerales y vitaminas.


Para la gastronomía, los grillos son un ingrediente exótico y muy versátil. Cocinar grillos ofrece diversos sabores y texturas según la técnica utilizada: ahumados, hervidos, deshidratados, fritos, asados o incluso en puré.


¿Por qué saben tan bien los grillos fritos?


La fritura permite obtener resultados que no se consiguen con otros tipos de preparaciones, como el hervor o la cocción al vapor.


En Asia, Latinoamérica y África se pueden comer grillos fritos como snack crujiente. Aunque cada región los condimenta de forma diferente, también se pueden comer sin añadir ningún tipo de sabor.


El sabor del grillo frito sin condimentos adicionales es similar al de la carne asada. Pero, ¿cómo es esto posible?


Cuando los grillos se cocinan a más de 140 °C ocurre lo que se conoce como la reacción de Maillard, que consiste en un conjunto de reacciones químicas que se producen entre las proteínas y los azúcares del alimento.


Es como cuando se asa la carne, o cuando se tuesta pan o café. Esa forma de cocinar hace que cambie su sabor, color y olor.


Grillos fritos sobre un plato blanco.
Los grillos fritos toman una textura crujiente y un sabor similar al de la carne asada.

¿Por qué ocurre esta reacción en los grillos fritos? El secreto está en su composición química, ya que contienen altos porcentajes de proteínas (60-70%) y grasas (15-20%) sobre una base seca.


Los grillos fritos tienen una textura 100 % crujiente y un sabor que asemeja al de las mollejas asadas. ¿Ya te tentaste?


Un poco de sal basta para realzar su sabor. Probalos con jugo de lima, chile, pimienta y otras especias. Así tomarán todos esos sabores y la experiencia será aún mejor.


Cómo preparar grillos fritos al estilo mexicano


Aun sin estar en México, podés probar unos deliciosos tacos con grillos fritos. Solo necesitás tortillas de maíz, guacamole, lima y grillos frescos.


Mirá que fácil es preparar unos grillos fritos al estilo mexicano:


1) Para freír los grillos, primero se debe calentar el aceite hasta que tome bastante temperatura, cuidando que no aparezca humo en la superficie.


2) Agregar los grillos congelados o hervidos en caldo para un mejor sabor. Cocinar por 4-6 minutos hasta que estén dorados y crujientes.


3) Retirar los grillos y escurrir el exceso de aceite en papel de cocina o un paño de tela.


4) Añadir sal y chile en polvo a gusto mientras aún estén calientes. Comer de inmediato, ya que si se dejan reposar se altera su textura.


5) Servir los grillos fritos en tortillas de maíz con guacamole y echar encima jugo de lima.


¡Listos los grillos fritos al estilo mexicano! Ya podés deleitar a tus invitados.



Transformar un tazón lleno de grillos en una comida deliciosa puede parecer difícil al principio, pero es importante recordar que cocinar con ingredientes nuevos es un reto que vale la pena tomar.


Hoy te enseñamos por qué los grillos fritos son un manjar de la gastronomía con insectos. Ahora, solo te queda probarlos.


Si te ha gustado este artículo, no olvides recomendarlo.


¿Querés ser miembro de APICAL? Escribinos a contacto@apical.la


403 visualizaciones0 comentarios
bottom of page