Ya no son 2 mil millones de consumidores de insectos

A principios de 2020, viajé a Laos y Tailandia, dos países del sudeste de Asia con una larga tradición entomófaga. Siempre que tuve oportunidad de hacer una parada en mercados que ofrecieran insectos comestibles lo hice, por lo que tuve la suerte de probar grillos pequeños y grandes, saltamontes, orugas de palmera, pupas del gusano de seda, escarabajos de agua y gusanos del bambú.


Durante el viaje interrogué al menos a 20 locales sobre el uso de los insectos en las dietas de los habitantes de estos países. La respuesta más común que recibí fue que estos alimentos eran consumidos mayormente por turistas, y en menor medida por tailandeses y laosianos, para quienes los insectos no representan un ingrediente habitual. Recuerdo cuando en Chiang Mai, ciudad de Tailandia, le ofrecí a unos tailandeses del hostal donde me hospedaba una variedad de insectos que había comprado esa tarde en un mercado y su reacción fue ni más ni menos que de espanto y rechazo.

Tailandia es uno de los países con el mayor consumo de insectos en el mundo, principalmente del sector turístico, el cual aprecia los insectos por su valor exótico y novedoso.

Fue así como pensé que si en Tailandia, país entomófago por excelencia, los insectos no son un ingrediente frecuente de la dieta de sus habitantes, al igual que en Laos y, probablemente, también en el resto de los países del sudeste asiático, entonces el número de consumidores de insectos a nivel mundial podría ser muy diferente al que conocía hasta ese momento. Por primera vez, comencé a dudar de la cifra de 2 millones de consumidores mencionada por primera vez por la FAO en 2013 en su informe Edible Insects: Future prospects for food and feed security (“Insectos comestibles: Perspectivas futuras para la seguridad de alimentos y piensos”).

Mercado de insectos comestibles en Tailandia. Pupas de gusano de seda, gusanos de bambú, orugas de palmera y saltamontes fritos.
Tailandia es uno de los países con mayor consumo de insectos del mundo, principalmente del sector turístico, que los aprecia por su valor exótico y novedoso. Fuente: GettyImages

Ese año comencé a revisar toda mi bibliografía acerca de insectos comestibles en busca de información que me permitieran hacer un análisis más preciso sobre el número de consumidores de insectos a nivel mundial. Pero todos los artículos que ofrecían un cifra sobre el número de consumidores de insectos eran poco precisos o citaban el mismo informe de la FAO. Tampoco encontré nuevos datos en la publicación de la FAO titulada Looking at edible insects from a food safety perspective (Mirando a los insectos comestibles desde una perspectiva de seguridad alimentaria), publicada en 2021. De hecho, ni siquiera se menciona la cifra de 2 mil millones. Ante la duda, decidí dejar de citar esa cifra, esperando que en el futuro aparecieran nuevas estadísticas que ofrecieran otro acercamiento al número de consumidores de insectos en el mundo.


Finalmente, en 2022, encontré una respuesta. Cinco investigadores que habían sido autores del reporte de la FAO en 2013 publicaron un breve artículo titulado How many people on our planet eat insects: 2 billion? (“¿Cuántas personas en nuestro planeta comen insectos?¿2 mil millones?”), replanteando la cifra de los dos mil millones de consumidores de insectos. Los investigadores intentaron comprobar de dónde procedía dicho número. Aparentemente, fue introducido por uno de los autores refiriéndose a una publicación no científica, que no pudieron rastrear hasta su origen.


Para estimar el total de la población mundial que consume insectos, los autores sugieren considerar cuatro interrogantes: 1) ¿cuándo consideramos a una persona consumidora de insectos?, 2) ¿qué porcentaje de una población nacional come insectos?, 3) ¿cómo cambia el consumo de insectos a lo largo del tiempo?, y 4) ¿qué se considera un insecto comestible consumido?


Considerar a una persona como “entomófaga” tiene que ver con la frecuencia de consumo de insectos. Consumir un insecto de vez en cuando no es razón suficiente para considerarla como tal. Para intentar reestimar la cifra de consumidores, los investigadores consideraron únicamente el consumo de insectos recolectados y no el reciente desarrollo del sector de insectos comestibles. Esto es entendible, dado que la industria de este sector en Europa, Norteamérica y Oceanía ha comenzado a escalar significativamente desde hace menos de 5 años y, por ende, aún no existe información que den cuenta del número de consumidores de insectos en estas regiones.


Multitud de personas
La cifra de 2 mil millones de consumidores de insectos mencionada por FAO en 2013 es una sobreestimación y un valor más posible podría estar arriba de los 100 millones.

El artículo concluye que con la falta de estadísticas sobre insectos comestibles, es casi imposible calcular una cifra precisa de cuántas personas comen insectos a nivel mundial. En los países que están etiquetados como comedores de insectos (Tailandia, Laos, Vietnam, China, Nigeria, El Congo, Ghana, México, Brasil, etc.), lo más probable es que sea un subconjunto de la población total. Además, parece que el consumo de insectos recolectados está disminuyendo, a su vez que las crecientes granjas de insectos están aumentando el número de consumidores en países occidentalizados. Por lo tanto, la cifra de dos mil millones en el informe FAO parece ser una sobreestimación. Un valor más posible podría ser de más de 100 millones.

La cifra de 2 mil millones de consumidores de insectos mencionada por la FAO en 2013 parece ser una sobreestimación y un valor más posible podría ser por encima de los 100 millones.

El propósito de este escrito es divulgar las nuevas declaraciones de la FAO sobre el total de la población mundial que consume insectos, a fin de evitar que se continúe citando la cifra de 2 mil millones mencionada originalmente en 2013, que, como ya se explicó, no se ha podido verificar. La nueva información brindada por los autores es sumamente valiosa para la comunidad científica, los emprendedores y la prensa. Esperamos que en los próximos años nuevas investigaciones permitan estimar más precisamente el total de consumidores de insectos en el mundo.


Fuentes citadas

FAO (2013). Edibles Insects: Future prospects for food and feed security. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Roma, Italia. Disponible en: https://www.fao.org/3/i3253e/i3253e.pdf

FAO (2021). Looking at edible insects from a food safety perspective. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Roma, Italia. Disponible en: https://www.fao.org/3/cb4094en/cb4094en.pdf

Halloran, A., Klunder, H., van Huis., A., Van Itterbeeck, J. y Vantomme, P. (2022). How many people on our planet eat insects: 2 billion? Journal of Insects as Food and Feed, 8 (1), 1 – 4. https://doi.org/10.3920/JIFF2021.x010

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo